Adriana Iglesias y The Observatory.

Adriana Iglesias y The Observatory. La conexión existente entre una firma atemporal, libre y cuidada; y una revista ambiciosa, transversal y creativa.

La mañana comienza con un capuchino, bagel con huevo frito y queso para untar. En este entorno cotidiano, cuando Adriana comienza una mañana cualquiera en Los Ángeles, entendimos que empezaba la coherencia entre sus diseños, su vida y la inspiración. Y de la misma forma, nace la unión entre la visión de The Observatory y la experiencia de Adriana Iglesias. Surge a partir de una forma de trabajo que parte de la motivación del día a día, de los pequeños detalles y de poder compartir ideas e ideales. 

Se trata de una alianza que permite transmitir nuestra manera de ver el mundo. Los estampados nos hacen viajar desde África y sus colores calizos, la arena, las fotos de Peter Beard y las texturas de Tom Ford, hacia la ciudad más cosmopolita que huele a concrete, a un baño de espuma en Rodeo Drive o a la sensación plena al ver un ballet de Tchaikovsky. Seguimos transportándonos hasta el Mediterráneo, a su luz, sus piscinas y mares fotografiados por Slim Aarons y la riqueza de su gastronomía. 

Así entendimos la conexión existente entre una firma atemporal, libre y cuidada; y una revista ambiciosa, transversal y creativa.

Y aquí comienza la aventura de The Observatory con Adriana Iglesias como advisor. Gracias por entendernos, por compartir y sobre todo, por confiar en nuestra manera de ver el mundo.

También te gustarán...