Velas para las diferentes estaciones del año.

Encender una vela para hacer de un momento algo especial y acogedor es un placer como lo es beber un chocolate caliente en pleno invierno o dormir una siesta veraniega con la brisa del mar sacudiendo tus pies.  Aquí está la primera aproximación al gran universo de velas y aromas al que no vas a poder resistirte. Son pequeños caprichos que permitirán trasladarte a lugares y momentos.

¡Bendita primavera y Jo Malone! Si quieres trasladarte a un campo verde, con grosellas, nectarina y en general, notas verdes; esta es tu opción. 

Otro de los aromas por excelencia con un toque minimal es Cotton Poplin de Byredo. Velas francesashechas a mano con mecha de algodón. Esta en particular es una maravilla: Manzanilla, lino y cedro blanco. Una opción ideal para las siestas de verano o una cena con la luna de agosto.

Un must de este placer es Diptyque. Una marca parisina basada en lo atemporal, creada por una arquitecta de interiores, un escenógrafo teatral y un pintor; la receta perfecta para el éxito. Sus velas son intensas y su aroma se percibe sin duda alguna. Si buscas que te enamore por su fragancia y su frasco, diptyque es la respuesta. La joya de la corona para un otoño acogedor es Philosykos.

Penhaligon’s denota lluvia inglesa. Este es el principal objetivo de esta marca, fundada en Londres en 1870 por William Penhaligon. Son aromas elegantes, y maduros, con fuerte carácter para poder comprender el poder emotivo que supone la experiencia de sus expertos perfumeros. 

Imágenes via Pinterest

También te gustarán...